Asteroides observador por efecto de la paralaje

El Hubble observa asteroides cercanos colándose en fotos de galaxias lejanas

por Amelia Ortiz · Publicada 3 noviembre, 2017 ·
3/11/2017 de NASA


Imagen de una región aleatoria del firmamento, perteneciente al proyecto Campos Fronterizos. En ella pueden verse las trazas resultantes del desplazamiento de asteroides por el campo cuando se superponen varias exposiciones tomadas secuencialmente. Crédito: NASA, ESA, y B. Sunnquist yJ. Mack (STScI)

Como parientes maleducados que se meten en primer plano en tus fotos de paisajes en vacaciones, algunos de los asteroides de nuestro Sistema Solar se han colado en imágenes profundas del Universo tomadas por el telescopio espacial Hubble. Estos asteroides residen, en promedio, a solo 260 millones de kilómetros de la Tierra, justo al girar la esquina en términos astronómicos. Pero han conseguido meterse en esta imagen de miles de galaxias dispersas por el espacio y el tiempo a distancias inconcebiblemente lejanas.

Esta foto del Hubble es una región aleatoria del cielo que forma parte de un estudio llamado Campos Fronterizos. La colorida imagen contiene miles de galaxias, incluyendo elípticas masivas amarillas y majestuosas espirales azules. Otras galaxias mucho más pequeñas, fragmentadas, de color azul, salpican el campo. Los objetos más rojos son con mucha probabilidad las galaxias más lejanas, cuya luz ha sido desplazada hacia la parte roja del espectro por la expansión del espacio.

Entrometiéndose por la imagen vemos estelas de asteroides que se ven como trazas curvas o con forma de S. En lugar de dejar una estela larga, los asteroides aparecen en múltiples exposiciones del Hubble que han sido combinadas en una sola imagen. Del total de 20 avistamientos de asteroides en este campo, siete son objetos únicos. De estos siete, sólo dos se conocían con anterioridad. Los demás son demasiado débiles como para haberse detectado antes.

Las trazas son curvas debido a un efecto de las observaciones llamado paralaje. Mientras el Hubble gira alrededor de la Tierra, un asteroide parecerá describir un largo arco respecto a las estrellas y galaxias del fondo que se hallan muchísimo más lejos. El desplazamiento de la Tierra alrededor del Sol y el movimiento de los asteroides a lo largo de sus órbitas son otros factores que contribuyen al desvío aparente en la trayectoria de los asteroides.

[Fuente]

Anuncios
Publicado en trayectoria de los asteroides | Etiquetado

Nuevas condiciones en el impacto de Chicxulub

El impacto del asteroide que mató a los dinosaurios pudo haber enfriado el clima de la Tierra más de lo que se pensaba

por Amelia Ortiz · Publicada 2 noviembre, 2017 ·

2/11/2017 de American Geophysical Union / Geophysical Research Letters

Ilustración de artista del impacto de asteroide de Chicxulub que mató a la mayoría de los dinosaurios. Crédito: Donald E. Davis/NASA/JPL.

El impacto del asteroide de Chicxulub, que barrió a los dinosaurios, probablemente emitió a la atmósfera mucho más gas de azufre de lo calculado anteriormente, que alteró el clima.

Un nuevo estudio realiza una estimación mucho más refinada de cuánto gas de azufre y dióxido de carbono fue expulsado a la atmósfera por rocas vaporizadas inmediatamente después del evento de Chicxulub. Los autores calculan que puede haber penetrado en el aire tres veces más cantidad de azufre del que asumían los modelos anteriores, lo que implica que el periodo que siguió de clima frío puede haber sido todavía más frío de lo que se creía.

El estudio nuevo apoya la hipótesis de que el impacto jugó un papel significativo en la extinción del Cretácico-Paleógeno que erradicó casi tres cuartas partes de las especies de animales y plantas de la Tierra, según Joanna Morgan (Imperial College London). “Muchos modelos climáticos no pueden captar actualmente todas las consecuencias del impacto de Chicxulub debido a la incertidumbre en la cantidad de gas que fue liberado inicialmente”, explica Morgan. “Quisimos revisitar este evento importante y refinar nuestro modelo de colisión para captar mejor sus efectos inmediatos sobre la atmósfera”.

En la nueva investigación, los autores utilizaron un código de computadora que simula la presión de las ondas de choque creadas por el impacto para así estimar las cantidades de gases liberadas en diferentes escenarios del impacto. Cambiaron variables tales como el ángulo del impacto y la composición de las rocas vaporizadas para reducir la incertidumbre de sus cálculos. Además los científicos tuvieron en cuenta que sólo los gases expulsados hacia arriba con una velocidad mínima de 11 km/s fuesen incluidos en los cálculos. Los gases liberados a velocidades menores no habrían alcanzado una altura suficiente para permanecer en la atmósfera e influir en el clima, según Natalia Artemieva (Instituto de Ciencias Planetarias de Tucson).

Los nuevos resultados muestran que el impacto probablemente liberó aproximadamente 325 gigantones de azufre y 425 gigantones de dióxido de carbono a la atmósfera, más de 10 veces las emisiones humanas de dióxido de carbono en 2014. La emisión de dióxido de carbono probablemente produjo un calentamiento del clima a largo plazo, pero su influencia fue menor comparada con el efecto de enfriamiento de la nube de azufre.

[Fuente]

Publicado en impacto en Chicxulub | Etiquetado

Asteroide de pasado violento

Muestras tomadas en un asteroide revelan que tuvo un pasado violento

por Amelia Ortiz · Publicada 19 octubre, 2017 ·
19/10/2017 de Curtin University / Geology

El asteroide Itokawa, en una imagen tomada a una distancia de 8km del objeto por la nave japonesa Hayabusa. Crédito: JAXA -http://apod.nasa.gov/apod/image/0601/itokawa06_hayabusa_big.jpg .

Un equipo de científicos ha estudiado dos partículas increíblemente pequeñas traídas a la Tierra desde el asteroide Itokawa, después de ser recogidas en 2005 en la superficie de este asteroide de 500 m de diámetro por la nave espacial japonesa Hayabusa. La cápsula y su preciosa carga regresaron a la Tierra en 2010, aterrizando cerca de Woomera, Australia, con solo 1500 partículas de polvo del asteroide abordo, la mayoría de ellas mucho más pequeñas que un cabello humano.

Itokawa no es un asteroide ordinario; las imágenes tomadas desde el espacio por Hayabusa antes de recoger las muestras desvelaban su forma de cacahuete, pareciéndose a un montón de escombros de piedras y polvo más que a una roca sólida. “De hecho, los análisis de científicos japoneses revelaron que el asteroide tuvo un pasado violento. Antes de ser un montón de escombros, Itokawa formaba parte de un asteroide mucho mayor que fue destruido por una colisión con otro asteroide. Nuestro trabajo era intentar averiguar cuándo se produjo esa colisión”, explica el Dr. Fred Jourdan.

Según los resultados del análisis de las dos partículas y una serie de modelos por computadora, los investigadores concluyeron que los asteroides no siempre se rompen debido a un solo impacto fatal. En cambio, pueden fragmentarse internamente debido a colisiones de tamaño medio que azotan constantemente a los asteroides grandes, hasta que finalmente se rompen por uno de estos impactos. “El impacto final podría ser considerado como el ‘golpe de gracia’ “, según el Dr. Jourdan.

“Nuestros resultados indican que Itokawa ya se había roto y reensamblado como un montón de escombros hace 2100 millones de años, demostrando que los asteroides ‘montón de escombros’ pueden sobrevivir en este estado un tiempo mucho más largo de lo que pensaban anteriormente los investigadores”, explica el Dr Jourdan.

[Fuente]

Publicado en Itokawa | Etiquetado

Video del paso muy cercano del 2012 TC4

Publicado en 2012 TC4 | Etiquetado

Paso muy cercano de 2012 TC4

Una red de seguimiento de asteroides observa el paso cercano del asteroide 2012 TC4

por Amelia Ortiz · Publicada 11 octubre, 2017 ·
11/10/2017 de JPL

Esta animación ilustra el paso del pequeño asteroide 2012 TC4 por la Tierra el 12 de octubre de 2017. Aunque los científicos no pueden predecir exactamente cuánto se acercará esta roca espacial, cuyo tamaño se estima entre los 15 y 30 m, están seguros de que no será a menos de 6.800 km de la superficie de la Tierra. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

El 12 de octubre un pequeño asteroide designado 2012 TC4 pasará sin peligro a una distancia de aproximadamente 42.000 km (distancia geocéntrica) de la Tierra. Esto es poco más que la décima parte de la distancia a la Luna y justo por encima de la altitud orbital de los satélites de comunicaciones. Este encuentro con TC4 está siendo utilizado por seguidores de asteroides de todo el mundo para comprobar su capacidad de operar como una red de alerta de asteroides internacional coordinada.

Se estima que 2012 TC4 tiene un tamaño de entre 15 m y 30 m. Los expertos en predicción de órbitas aseguran que no existe ningún riesgo de impacto con la Tierra. Sin embargo, su acercamiento a la Tierra ofrece una oportunidad para comprobar la capacidad de una red de observación global en crecimiento para comunicar y coordinar sus observaciones en el óptico y en radar en un escenario real.

El máximo acercamiento del asteroide TC4 se producirá sobre la Antártida el 12 de octubre a las 5:42 UT (2:42 hora argentina). Decenas de telescopios profesionales de todo el mundo realizarán observaciones en longitudes de onda desde el visible al infrarrojo cercano y radar. Los astrónomos aficionados pueden contribuir con más observaciones, pero el asteroide será difícil de ver ya que las estimaciones actuales prevén que alcanzará como mucho una magnitud visual de 17 y se desplazará a gran velocidad por el cielo.

[Fuente]

Publicado en 2012 TC4 | Etiquetado | 1 Comentario

A/2012 TC4 paso 12 de Octubre

Ver publicación completa:
ESA-SSA-NEO-CAFS-0002_2_1_2012TC4_2017-10-06

Publicado en paso cercano | Etiquetado ,

Psyche es un cuerpo único para explorar

Prueban un sistema propulsor cuyo destino será un mundo de metal

por Amelia Ortiz · Publicada 2 octubre, 2017 ·
2/10/2017 de JPL

Ilustración de artista de la nave espacial Psyche, que llevará a cabo la exploración directa de un asteroide que se piensa que es un núcleo planetario desnudo. Crédito: SSL/ASU/P. Rubin/NASA/JPL-Caltech.

Con el propósito de explorar más lejos en nuestro sistema solar, una de las áreas de interés clave de NASA es el estudio de mundos que quizás nos permitan entender mejor nuestro sistema solar y el universo que nos rodea. Uno de esos destinos es un mundo raro llamado Psyche, situado en el cinturón de asteroides.

Psyche es diferente de los otros millones de asteroides porque parece tener al descubierto una superficie de níquel-hierro. Los investigadores piensan que podría tratarse de los restos del núcleo de un planeta primitivo. Psyche ofrece una rara imagen de la historia violenta de nuestro sistema solar.

“Psyche es un cuerpo único porque es, con diferencia, el asteroide de metal más grande de ahí fuera; tiene el tamaño de Massachusetts”, comenta David Oh (JPL). “Explorando Psyche conoceremos información sobre el origen de los planetas, cómo se forman los núcleos planetarios, e igualmente importante, estamos explorando un nuevo tipo de mundo. Hemos mirado a mundos hechos de roca, hielo y gas, pero nunca hemos tenido la oportunidad de ver un mundo de metal, así que se trata de exploración completamente nueva en el estilo clásico de NASA”.

Pero llegar a Psyche no será fácil. Es necesario un sistema de propulsión de tecnología punta con un rendimiento excepcional, que además sea seguro, fiable y económico. Por ello los responsables de la misión han elegido un sistema de propulsión eléctrica solar avanzada. Este sistema emplea gases inertes, como el xenon, a los que se transmite energía por la electricidad generada en paneles solares, lo que proporciona un impulso suave y constante. Requiere menos combustible que los sistemas de propulsión química convencionales porque es más eficiente, lo que se traduce en un menor peso de la nave y más espacio disponible en ella para instrumentos científicos.

[Fuente]

Publicado en Psyche | Etiquetado