Los satélites SWIFT y HUBBLE de la NASA detectaron colisión.

A finales del año pasado, los astrónomos notaron que un asteroide llamado Scheila (596 Scheila (1906 UA) ) se había iluminado de forma inesperada, y mostraba penachos que fueron  de corta duración.

Los datos del satélite Swift de la NASA y el Telescopio Espacial Hubble mostraron que estos cambios probablemente ocurrieron después de que Scheila fue golpeado por un asteroide mucho más pequeño.

“Las colisiones entre asteroides crean fragmentos de roca, desde polvo fino hasta enormes rocas, que impactan sobre  los planetas y sus lunas “, dijo Dennis Bodewits, un astrónomo de la Universidad de Maryland en College Park y autor principal del estudio de Swift. “Sin embargo, esta es la primera vez que hemos sido capaces de captar, solo una semana después de la colisión, mucho antes de que las pruebas se desvanezcan. ”

Los asteroides son fragmentos rocosos se cree que los desechos de la formación y la evolución del sistema solar hace alrededor de 4.6 mil millones de años. Millones de ellos orbitan alrededor del Sol entre Marte y Júpiter en el cinturón principal de asteroides. Scheila es de aproximadamente 70 millas de diámetro (unos 113 km) y orbita alrededor del Sol en cinco años.

“Los datos del Hubble son la mayoría simplemente explicados por el impacto, a 11 kilómetros por hora, de un asteroide previamente desconocido de unos 100 pies  (unos 30 metros) de diámetro, “, dijo el jefe del equipo del Hubble, David Jewitt de la Universidad de California en Los Ángeles. Hubble no veía ningún fragmento discreto de colisión, a diferencia de sus observaciones de 2009 P/2010 A2, en que por primera vez se  identificó una colisión de un asteroide.

Los estudios aparecen en la edición del 20 de mayo de The Astrophysical Journal Letters y están disponibles en línea.

Los astrónomos han sabido durante décadas que los cometas contienen material helado que estalla cuando se calienta por el sol. Se consideraba como asteroides a rocas inactivas cuyos destinos, superficies, formas y tamaños son determinados por los impactos mutuos. Sin embargo, esta imagen sencilla se ha vuelto más compleja en los últimos años.

En ciertas partes de sus órbitas, algunos objetos, una vez clasificados como  asteroides, claramente desarrollan características parecidas a cometas que pueden durar durante muchos meses. Otros muestran estallidos mucho más cortos. Materiales helados pueden quedar expuestos de vez en cuando, ya sea por procesos geológicos internos o por uno externo, como un impacto.

El 11 de diciembre de 2010, imágenes desde la Universidad de Arizona del Catalina Survey del Cielo, un proyecto de la NASA (Near Earth Object Program) Programa de Observaciones de objetos cercanos a la Tierra, reveló que Scheila estaba dos veces tan brillante que lo que se esperaba y sumergido en un débil resplandor de aspecto cometario. Buscando a través de las imágenes archivadas del programa, los astrónomos pudieron deducir que el estallido se manifestó entre el 11 de noviembre y 3 de diciembre.

Tres días después de que la explosión fue anunciada,  el telescopio Ultravioleta / óptico (UVOT) del Swift capturó varias imágenes y un espectro del asteroide. La luz solar ultravioleta rompe las moléculas de gas de la coma de los cometas, el agua, por ejemplo, se transforma en hidroxilo (OH-) e hidrógeno (H+). Pero ninguna de las emisiones más identificadas en los cometas, como el hidroxilo y el cianógeno (CN-), se muestran en el espectro. La ausencia de gas alrededor de Scheila dirigió el equipo de Swift a descartar los escenarios donde el hielo expuesto da explicación para la actividad.

Las imágenes muestran que el asteroide estaba flanqueado al norte por un penacho de polvo brillante y en el sur, por uno más débil. El doble penacho formado por pequeñas partículas de polvo excavado por el impacto se apartó del asteroide por la luz solar (Presión de radiación). Hubble observó el desvanecimiento de un penacho de polvo del asteroide el 27 de diciembre de 2010, y del otro el 4 de enero 2011.

Los dos equipos encuentran que las observaciones se explican mejor por la colisión con un pequeño asteroide impactando la superficie de Scheila en un ángulo de menos de 30 grados, dejando un cráter de 1.000 pies (unos 300 metros).
Los experimentos de laboratorio muestran que un impacto más directo, probablemente no habría producido dos penachos de polvo distintos. Los investigadores estimaron que el accidente ha expulsado más de 660.000 toneladas de polvo – equivalente a casi dos veces la masa del edificio Empire State.

“La nube de polvo alrededor de Scheila podría ser 10.000 veces más masivo que el expulsado del cometa 9P/Tempel 1 durante la misión Deep Impact UMD dirigida por la NASA “, dijo el coautor Michael Kelley, también en la Universidad de Maryland. “Las colisiones nos permiten mirar dentro de los cometas y asteroides.
El material expulsado por 9P/Tempel 1 en Deep Impact contenía gran cantidad de hielo, y la ausencia de hielo en el interior Scheila muestra de que es totalmente diferente a los cometas. ”

Goddard Space Flight Center en Greenbelt, Maryland, gestiona el Hubble y el Swift. Hubble fue construido y es operado en asociación con la Agencia Espacial Europea. Las operaciones científicas de ambas misiones incluyen contribuciones de numerosos asociados nacionales e internacionales. Para más información, videos e imágenes asociadas con esta versión, visite:
http://www.nasa.gov/topics/universe/features/asteroid-collision.html

El Telescopio Espacial Hubble tomó imágenes de (596) Scheila el 27 de diciembre de 2010, cuando el asteroide estaba a unos 218 millones de kilómetros de distancia. Scheila está sobreexpuesta en esta imagen para mostrar las características del polvo débil. El asteroide está rodeado por una nube en forma de C de las partículas y muestra una cola de polvo lineal en esta imagen de luz visible adquiridos por (Wide Field Camera) la cámara de campo ancho 3 del Hubble. Debido a que el Hubble hizo seguimiento del asteroide durante la exposición, las imágenes de estrellas son arrastradas. Crédito: NASA / ESA / D. Jewitt.

Débiles penachos de polvo del asteroide (596) Scheila, que está sobreexpuesta en este compuesto. Imágenes visibles y ultravioleta del UVOT Swift (círculo) se combinan con una imagen de Digital Sky Survey de la misma región. Las imágenes UVOT fueron adquiridas el 15 de diciembre de 2010, cuando el asteroide estaba a alrededor de 232 millones de kilómetros de la Tierra. Crédito: NASA / Swift / DSS / D. Bodewits (UMD)

Traducción y adaptación: Lic. Esmeralda Mallada

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asteroides, Asteroids, Publicación. Guarda el enlace permanente.