Hielo de agua y quizá metano en un miniplaneta lejano.

http://noticiasdelaciencia.com/not/2088/hielo_de_agua_y_quiza_metano_en_un_miniplaneta_lejano

Se ha descubierto que 2007 OR10, un miniplaneta (o “planeta enano”), es un mundo rico en hielo. La mitad aproximada de su superficie está cubierta por hielo de agua. Esta agua fluyó, en el pasado, de volcanes que expulsaban materiales relativamente tibios.

Otras de las características de este miniplaneta de color rojo intenso hacen ahora pensar al equipo del astrónomo Mike Brown, del Instituto Tecnológico de California (Caltech), que el astro puede estar cubierto por una delgada capa de metano, el remanente de una atmósfera que poseyó tiempo atrás y que se fue perdiendo poco a poco en el espacio.

2007 OR10, que fue descubierto en 2007 por Meg Schwamb y sus colaboradores, gira alrededor del Sol en la periferia del sistema solar, y tiene aproximadamente la mitad del tamaño de Plutón. Eso lo hace el quinto miniplaneta más grande.

2007 OR10 es uno de los cuerpos celestes más rojos del sistema solar. Otros pocos miniplanetas de los confines del sistema solar son también de este color. Estos miniplanetas distantes son integrantes de un grupo más grande de astros helados, los, así llamados, objetos del Cinturón de Kuiper.

Es asombroso que la superficie de 2007 OR10 esté cubierta de hielo de agua, ya que el hielo de esta clase no es rojo. Casi siempre es blanco.

Hay otro miniplaneta que está cubierto de hielo de agua pero al mismo tiempo es rojo: Quaoar, el cual fue descubierto en 2002 con la ayuda de Brown. Este miniplaneta es algo más pequeño que 2007 OR10, pero aún así resulta lo bastante grande como para haber tenido en el pasado una atmósfera y volcanes que expulsaban agua y hielo semiderretido. El material tibio y semilíquido se enfriaba y solidificaba al fluir sobre la superficie del miniplaneta.

 

[Img #4080]

Impresión artística de 2007 OR10. (Foto: NASA)

Sin embargo, debido a que Quaoar no es tan grande como Plutón o Eris, no logró retener por mucho tiempo sustancias químicas volátiles como metano, monóxido de carbono, o nitrógeno.

Unos 2.000 millones de años después de su formación, Quaoar comenzó a perder su atmósfera en el espacio. Y ahora, lo único que queda de ella es algo de metano en la superficie. Con el paso del tiempo, la exposición de ese metano a la radiación proveniente del espacio hizo que el material adoptase la forma de cadenas largas de hidrocarburos, que exhiben un color rojo. De modo comparable a la escarcha que cubre un prado en una mañana fría, el metano sometido a la radiación cósmica reposa en la superficie de Quaoar, dándole su tonalidad roja característica.

El espectro de 2007 OR10 es similar al de Quaoar. Ello sugiere que lo sucedido en Quaoar pudo también ocurrir en 2007 OR10.

Aunque las lecturas espectrales de 2007 OR10 indican claramente la presencia de hielo de agua en ese mundo, conviene matizar que la evidencia a favor de la presencia de metano no es aún concluyente. Para ratificar debidamente dicha presencia, habrá que usar telescopios muy potentes, emplazados en instalaciones como por ejemplo las del Observatorio Keck.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asteroides, Asteroids, Publicación. Guarda el enlace permanente.