Dawn comprueba los estudios de asteroides con telescopios.

Años atrás impulsada por las imágenes tomadas por el telescopio espacial Hubble de la NASA y otros datos obtenidos por los grandes telescopios terrestres, los científicos pensaron que el asteroide gigante Vesta merecía una mirada más cercana.

Vesta_PIA15678Fue así que ellos tuvieron la oportunidad de observar este objeto en detalle en los años 2011 y 2012, cuando la nave espacial Dawn de la NASA orbitó este gigante y donde pudieron comprobar sus anteriores conclusiones. Un nuevo estudio con las observaciones ya realizadas por la misión Dawn durante ese período de tiempo muestra cómo funciona esta relación con las imágenes del Hubble y los telescopios terrestres para aclarar finalmente nuestra comprensión de un objeto en el Sistema Solar.

“Dado que la gran mayoría de los asteroides sólo se pueden ser estudiados a muy grandes distancias por medio de instrumentos en el espacio o desde Tierra misma, confirmar la exactitud de estas observaciones con las mediciones in-situ son importantes para nuestra exploración del sistema solar”, dijo Vishnu Reddy, en un artículo recientemente publicado en la revista Icarus.

Vesta_PIA17467En el artículo, Reddy y otros miembros del equipo de la nave espacial Dawn, describen cómo las observaciones detalladas de Vesta han confirmado y aportado nuevos datos a más de 200 años de observaciones terrestres.
Vesta es el segundo asteroide más grande del cinturón de asteroides, y se diferencia de la mayoría de los asteroides porque tienen una corteza, un manto y un núcleo parecido al terrestre. Las observaciones realizadas desde la Tierra desde su descubierto en 1807, mostraron que el color de Vesta y de la composición de su superficie cambian mientras giraba sobre su eje de rotación. Los astrónomos que usaron el Telescopio Infrarrojo de la NASA en Mauna Kea en Hawai observaron unidades de composición diferentes. Sin embargo, sólo con la llegada de la nave espacial Dawn los astrónomos fueron capaces de determinar los detalles y la distribución exacta de estas variaciones de color y las diferencias en la composición entre estas regiones.

Vesta_PIA17465“Una generación de preguntas científicas fueron respondidas sobre la base de datos de baja resolución, con la visita de la nave espacial Dawn a Vesta”, dijo Christopher Russell. “Elegimos ir a la Vesta porque los telescopios nos dijeron que sería un lugar interesante para estudiar. Eso era cierto, porque por medio de la Dawn vimos como es la distribución de los minerales en la superficie a través de la historia de Vesta. Ahora sabemos cómo estos datos  se complementan. Esto nos ayudará en los estudios telescópicos futuros de otros miembros del Sistema Solar “.

Vesta_PIA17466Una comparación muy útil para el trabajo futuro en asteroides y otros objetos en el sistema solar consiste en comparar los datos obtenidos por la Dawn con los datos obtenidos con el Hubble. Con este último, los astrónomos observaron por primera vez la cuenca de un gigantesco impacto cerca del polo sur y también se identificaron numerosas características brillantes y oscuras que correspondían a las diferentes unidades de composición. Pero sólo con la llegada de la nave espacial Dawn los astrónomos tuvieron las imágenes de alta resolución y así fueron capaces de ver el contorno de esta cuenca de impacto gigante que es llamada Rheasilvia y se observó cómo los materiales eran más brillantes y también otros eran más oscuras. Las observaciones hechas con la nave Dawn también mostraron que había una cuenca de impacto gigantesca mayor, que se superpone debajo de Rheasilvia. El material apareció como piedras brillantes de un Vesta nativo, mientras que el material oscuro rico en carbono parecía haber sido traído a Vesta desde el exterior.

“Cuando la nave espacial Dawn llegó a Vesta, nos mostró la necesidad de ver también los anteriores datos del Hubble”, dijo Jian-Li Yang. “también nos mostró cómo Vesta es mucho más interesante cuando se lo puede ver de tan cerca.” Los otros coautores del artículo son Robert Gaskell y Lucille Le Corre del Instituto de Ciencia Planetaria.

Fuente: http://www.jpl.nasa.gov/news/news.php?release=2013-293

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Asteroides, Asteroids, News, Noticias. Guarda el enlace permanente.