Paso muy cercano previsto para el 12 de Octubre

El paso de un asteroide en octubre ayudará a la Red de Defensa Planetaria de NASA

por Amelia Ortiz · Publicada 31 julio, 2017 ·
31/7/2017 de The University of Arizona

Esta animación muestra el paso cercano del asteroide 2012 TC4 por la Tierra el 12 de octubre de 2017. Aunque los científicos no pueden predecir aún cuánto se aproximará, sí están seguros de que no será a menos de 6800 kilómetros de la superficie terrestre. Crédito de la animación: NASA/JPL-Caltech.

Por vez primera NASA empleará una roca espacial real en una campaña de observación para comprobar la red de observatorios y de científicos de NASA que trabajan en la defensa planetaria. El asteroide, llamado 2012 TC4, no supone un peligro para la Tierra, pero NASA lo está utilizando como objeto de prueba para una campaña de observación aprovechando su paso cercano el 12 de octubre de 2017.

La Oficina de Coordinación de Defensa es la entidad federal de los Estados Unidos a cargo de coordinar los trabajos de protección de la Tierra frente a asteroides peligrosos. Aceptaron la idea de Vishnu Reddy (Universidad de Arizona) de estudiar con un objeto real varios aspectos a tener en cuentan el caso de un impacto de asteroide, como su desvío, las evacuaciones a realizar y la asistencia en las zonas de desastre.

El objetivo del ejercicio con TC4 es recuperar, seguir y caracterizar 2012 TC4 como un impactor en potencia para comprobar el sistema entero, desde observaciones, creación de modelos, predicciones y comunicaciones.

Con un tamaño de entre 9 y 30 metros, aproximadamente el mismo tamaño que tenía el asteroide que explotó sobre Chelyabinsk, Rusia, el 15 de febrero de 2013, TC4 fue descubierto por el telescopio Pan-STARRS 1 el 15 de octubre de 2012. Dada su incertidumbre orbital, el asteroide podría acercarse hasta 6800 kilómetros por encima de a superficie de la Tierra.

Desde su descubrimiento en 2012 la incertidumbre en la órbita del asteroide se ha ido incrementando lentamente, como ocurre con cualquier asteroide a medida que pasa el tiempo. Por tanto, lo primero que hay que hacer es “recuperar” el objeto; en otras palabras, averiguar su trayectoria exacta. Reddy y sus colaboradores esperan que, en base al brillo predicho, el asteroide sea visible para los grandes telescopios instalados en tierra ya a principios de agosto.

[Fuente]

Anuncios
Esta entrada fue publicada en 2012 TC4 y etiquetada . Guarda el enlace permanente.